El mediador también rechaza la subrogación obligatoria y abona el terreno para el decreto

diariodelpuertobarra

El mediador también rechaza la subrogación obligatoria y abona el terreno para el decreto

Marítimo MIGUEL JIMÉNEZ Madrid Hoy

La propuesta de mediación en el conflicto de la estiba dictada el jueves por el mediador Marcos Peña representa un punto de inflexión muy trascendente en el proceso de reforma de la estiba, máxime de cara a una semana que podría desembocar en la aprobación, de nuevo, por el Consejo de Ministros del real decreto que rechazó el Congreso.

El presidente del Consejo Económico y Social cortó por lo sano el jueves e invitó a las tres partes en conflicto a firmar una propuesta de acuerdo donde intenta poner luz y fijar una posición directa y clara en los tres ejes claves que tiene la negociación: subrogación, relaciones laborales y ayudas.

imagen53268d

El punto más trascendente es, sin duda, el de la subrogación, por cuanto fue el asunto que provocó el miércoles que el Gobierno rechazara el principio de acuerdo entre patronal y sindicatos y, a su vez, es la demanda irrenunciable a la que constantemente apelan las fuerzas sindicales.

A este respecto, el mediador propone que la subrogación quede circunscrita al ámbito convenial, es decir, que el empleo se garantice por la vía del convenio colectivo fruto de la negociación entre las partes. De esta forma, el mediador entiende, tras escuchar a todas las partes y valorar los distintos condicionantes jurídicos, que la subrogación no puede establecerse por la vía de su exigencia obligatoria mediante una norma con rango de ley, tal y como exigen los sindicatos, sino que la subrogación debe ser “convencional” y establecerse “con el régimen jurídico específico resultado de la negociación colectiva sectorial”, tal y como defiende el Gobierno.

Si a esto unimos la posición de la comisaria europea, Violeta Bulc, que el miércoles expresó su rechazo formal a la subrogación obligatoria al entender que conlleva serios riesgos de contravenir la legislación europea, habrá que convenir que el Gobierno ha recibido un fuerte respaldo a sus tesis en las últimas horas, abonando el terreno para su deseo de aprobar con carácter inmediato de nuevo el real decreto de la estiba, previsiblemente este viernes.

La posición del mediador independiente y de la Comisión Europea se consideran argumentos de peso para que las fuerzas parlamentarias se replanteen lo que votaron el 16 de marzo.

Por otro lado, la tramitación del real decreto se vería facilitada por cuanto el Parlamento también reclamaba al Gobierno un acuerdo laboral entre patronal y sindicatos que la propuesta de mediación de Marcos Peña pretende garantizar por cuanto en el punto relativo a las relaciones laborales el mediador se limita a reproducir íntegras las cláusulas sobre esta materia contempladas por patronal y sindicatos en su principio de acuerdo del 29 de marzo como mejoras organizativas y productivas en el sector.

Por último, por lo que se refiere a las ayudas a los trabajadores portuarios, la propuesta del mediador plantea el establecimiento de un sistema de ayudas que se incorpore a la nueva normativa con regulaciones legales y por la vía del convenio, coincidiendo, con algunos matices, el programa de ayudas que ofrece el mediador para el acuerdo con lo recogido inicialmente por el Gobierno en su primera propuesta de acuerdo tripartito. Marcos Peña plantea el establecimiento de subsidios para el abandono de la profesión, a los que se podrán acoger con carácter voluntario todos aquellos estibadores a los que les queden 60 meses o menos para acceder a la jubilación ordinaria, por un montante equivalente al 70% de sus percepciones salariales.

Hay que destacar que en su propuesta de mediación, el mediador ha retirado las jubilaciones forzosas que se establecían en el principio de acuerdo de patronal y sindicatos para todos aquellos trabajadores que cumplen los requisitos para acceder al 100% de la jubilación.

Igualmente, el mediador tampoco ha considerado en su propuesta de acuerdo la petición de establecer compensaciones económicas para las empresas por los diferentes costes salariales entre los trabajadores antiguos subrogados y los nuevos. Como quiera que la subrogación propuesta no es obligatoria y se limita al ámbito convenial, las compensaciones pierden su sentido.

Hora límite

De acuerdo con lo recogido en la propuesta de mediación, las tres partes en conflicto, patronal, Gobierno y sindicatos, tienen de plazo hasta mañana martes 4 de abril a las 13:00 horas para comunicar al mediador si aceptan o rechazan la mediación.